República Dominicana

Cultura

Inicios

El arte y la cultura en la provincia San Juan desde sus inicios ha manifestado diversas manifestaciones artísticas y culturales propias del folklore de la región. A través del tiempo se han formado agrupaciones culturales como la del año 1900 creada por E. S. Mesa. La Sociedad del Porvenir constituida en 1911 por un grupo de jóvenes inspirados en la ideología de Hostos. Militaban en ella los munícipes Emigdio O. Garrido Puello, B. Arturo Batista, Arcadio Rodríguez y otros.

Sociedad Fe en el Porvenir conformada por jovencitas entre las que se encontraban Gladys de los Santos, Dulce Ma. Ramírez, Pura Collado y otras.

Ateneo Sanjuanés del 1902 editaba una revista mensual llamada Ateneo, estaban a la cabeza Otilio Méndez, Garrido Puello, Carlos Báez Vargas.

En la década de los 40's y 50's surgieron la Logia Masónica, Club 19 de Abril, Club Damas del Renacimiento, Club Juventud Divino Tesoro, Club Rotario. En la actualidad están la Cámara Junior, Club de Leones, Club Rotarios Anacaona, Activo 20-30, Interac, Rotaract, Boy Scouts y mas reciente el Proyecto Cultural Sur .

Artistas Destacados

En cuanto a las artes, son muchos los sanjuaneros que han descollado en éste ámbito.

En la música podemos mencionar a Aníbal de Peña, Rhina Ramírez, Marianela Sánchez, Guillermo Carias, Dante Cucurullo, Juan Valdéz, María Antonieta Ronzino, Freddy Valdéz, Arnaldo Bloises, Freddy Geraldo, Darys Darys, Melkin Miranda, Tony Lebrón, Lolo Valdéz, Papo Cadena.

En las artes plásticas: Claudio Espejo, José Manuel Rodríguez. Escultura: Nicolás Jiménez (Bodegón) y Luiggi Jiménez

Pintura: Mariano Sánchez, Ángel Valenzuela.

Literatura: escritores como Emilio Garrido Puello, Victor Garrido, Guillermo Piña, Francisco Javier Díaz, Sobieski De León, Carlos Vicente Castillo, Angel Valenzuela, Edgar Valenzuela, Victor Fleury, Otilio Méndez, César Augusto Canó, Casandro Fortuna, Leopoldo Figuereo, Roberto Rosado, Roberto Canario, Salvino Caminero, Bienvenido Acosta, Nicolás Mateo y muchos más.

Teatro: destacan Edgar Valenzuela, Angelo Valenzuela. Actrices y actores: Guadalupe Villegas, Paloma Acosta, entre otros.

Cine: talentos como Elías Acosta y Carlos Bidó.

Talento hay de sobra, lo que hace falta es el impulso económico de parte de los gobiernos como se analiza en el siguiente artículo de Edgar Valenzuela.

Prioridades del Arte en la Provincia Barriga Verde

Fragmento. Criterio Abierto Edgar Valenzuela. Periodista y Teatrista.

Rompiendo con un silencio de décadas, escritores oriundos de San Juan se están dando a respetar en las competencias literarias del país.

Luis Matos, Vicente Castillo y José Enrique Méndez han sorprendido gratamente al mundo intelectual dominicano al ganar el primer Concurso Nacional sobre Historia y Desarrollo de las Provincias.

Su ensayo, de carácter documental, “San Juan de la Maguana, una introducción a su historia de cara al futuro”, ha provocado que el reconocido crítico dominicano José Rafael Lantigua afirme: “Se trata de un trabajo valioso...Merece ser celebrado este ensayo como un auténtico y sustancial aporte al conocimiento de la historia de San Juan de la Maguana (1)”.

Angelo Valenzuela acaba de ganar el primer premio en el Concurso de Teatro organizado por la Universidad Central del Este, con la pieza “La Peste de estos Días”. Anteriormente, en 1987 y 1999 otras piezas suyas, “Un Ladrón en mi Casa” y “La Danza en el Crepúsculo” fueron publicadas dentro de la colección de Casa de Teatro, al resultar premiadas con sendas menciones honoríficas.

En este sentido el mismo José Rafael Lantigua señala: “Cuando uno conoce talentos como el sanjuanero Angelo Valenzuela, que venció en Teatro... piensa que concursos como éste crean la zapata de la futuras columnas en que se sostendrá la literatura dominicana (2)”.

¡Y, eso... que los escritores sanjuaneros solamente están calentando la pluma! Hay muchas obras por ahí, terminadas o en proceso de construcción. Tal el caso de la novela “El Bosquecillo de los Guayabos” de Bienvenido Acosta, y la colección de cuentos “Sombras del Tiempo”, de Nicolás Mateo y el nuevo libro de ensayos de J.M. Paniagua Blanco sobre Olivorio Mateo.

Yo mismo estoy escribiendo la pieza de teatro “El Milenio de las Faldas”,
partiendo de la premisa de que las ideas o las historias, por buenas que sean, si no se registran en el papel se pierden.

Tras el éxito alcanzado por los creadores mencionados, que celebramos como propio, los nacidos y criados en esta tierra de Anacaona tenemos el compromiso de a darle continuidad a la participación de sanjuaneros en los Concursos Nacionales de Literatura.

¡Los artistas de San Juan de la Maguana estamos convocados a renunciar a la vida clandestina! ¡Tenemos que dejar de ser Islas dentro de una Isla!

Entrenamiento Creativo

Sin embargo, no basta con que aumente la cantidad de participantes en los Concursos Literarios. Es necesario garantizar que la calidad de las obras siga siendo nuestro sello distintivo.

Para lograr ese objetivo sería de mucha utilidad organizar periódicamente talleres con creadores reconocidos. El contacto con grandes maestros del arte, a través de estos talleres, facilita el acceso a las herramientas técnicas que depuran los estilos y canaliza adecuadamente el talento existente.

Estamos seguros que Andrés L. Mateo vendría encantado a dar un taller sobre las técnicas básicas para escribir un ensayo. Víctor Villegas estaría como un pez en el agua dando un curso sobre las figuras literarias. Rafael Peralta Romero, haciendo gala de sus mejores cátedras en la UASD, compartiría sus trucos en el arte escribir cuentos. Reynaldo Disla volvería de nuevo a San Juan a enseñar cómo escribir obras de teatro.

Mariano Lebrón Saviñón daría feliz un curso para perfeccionar el uso del idioma español. Y así... sucesivamente.

¡Los mejores corredores de campo y pista, los que ganan premios por llegar primero a la meta, siempre tienen los mejores entrenadores! De la misma forma en que se ejercita el cuerpo, es provechoso hacer talleres para mejorar la calidad de la producción creativa.

Un escenario multiuso

A raíz del paso del huracán Georges en 1998 la arquitecta Hanoi Sánchez inició la construcción de una moderna Sala de Espectáculos, en el olvidado salón de actos de la Escuela de Bellas Artes. Debido a la falta de continuidad de las obras del Estado, esa obra está paralizada.

Debemos tocar las teclas claves del gobierno de turno, el secretario de Cultura o el director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, para que el Presidente de la República ordene desembolsar los recursos necesarios para construir la citada Sala de Espectáculos, que incluye un camerino para el cambio de vestuario y el maquillaje de los artistas.

El escenario que necesita San Juan para su desarrollo cultural tiene que tener suficientes metros de profundidad como para que por lo menos quepa una Orquesta Sinfónica reducida, una Orquesta de Cámara, y puedan desplazarse con libertad parejas de ballet clásico.

El tablado de Casa de Teatro en Santo Domingo es sólo tres metros mayor que el que tiene la Sala de la Casa Curial de San Juan, en la cual por razones de índole religioso se practica la censura. Y, en el tablado de Casa de Teatro se presentan constantemente obras de teatro y otros variados eventos culturales.

Si se planificara con una visión de más largo alcance, una vez concluida la etapa de equipamiento de ese escenario de usos múltiples, se podrían aprovechar los terrenos del patio de la Escuela de Bellas Artes para construir una sala para la exposición de pinturas y otras dos salas, con tabloncillo, para impartir clases de ballet clásico, folklórico y de arte dramático. En la terraza de la segunda planta sobra espacio para construir una biblioteca, equipada con Internet; así como un salón ejecutivo para pequeñas conferencias.

¡El edificio y los terrenos de una nueva Escuela de Bellas Artes, ampliada y modernizada, están ahí, delante de nuestras propias narices...sub-utilizados!

Entonces no sería necesario, quizás, invertir en la construcción de otro Centro de la Cultura, porque la Escuela de Bellas Artes contaría de hecho con sus facilidades, y a menor costo.

San Juan de la Maguana, es una potencia nacional en la producción de alimentos para el cuerpo como el arroz, la habichuela, el maíz, los guandules...

De ahora en adelante, los sanjuaneros tenemos el reto de convertirnos en una potencia nacional, pero en la producción de alimentos para el espíritu.